El Coronavirus vs los Derechos Humanos

Publicado por Vorágine en

¡Hola VoraFans!

Es sabido por ustedes que la enfermedad provocada por el coronavirus nos ha traído grandes cambios a nuestras vidas, llegando incluso a ponerle un nombre (para que, según los japoneses, funcione mejor): “La Nueva Normalidad”.

 

Aquí en Vorágine nos hemos dado a la tarea de darte a conocer de una manera dinámica la historia del coronavirus y esta nueva normalidad, y en el artículo de hoy queremos hacer una reflexión que hemos intitulado “El coronavirus vs los Derechos Humanos”.

 

¡Ojo! ésta es una reflexión en voz alta, en la cual primero te expondremos los hechos objetivos, y después algunos de los miembros de Vorágine daremos nuestra opinión, la cual es libre de cada uno y responsabilidad personal de quien la emite.

trump-opinion
¡Cada quien es responsable de su opinión!

Los hechos

El SARS-CoV-2 es un tipo de coronavirus que surgió en China, en noviembre de 2019 (17 de noviembre con el paciente 0, y el que más contagios causó fue el paciente 31). Para el mes de marzo de 2020 ya se había declarado como pandemia, pues el virus rebasó fronteras y la temporalidad de una enfermedad estacional, teniendo una tasa de mortalidad bastante alta (recordad que no ha sido la enfermedad más mortal a través de los tiempos, pero ya alzó la mano para posicionarse en los primeros sitios).

Dentro de la sintomatología derivada del contagio de ésta enfermedad, tenemos síntomas clásicos y novedosos; dentro de la primera categoría tenemos dolor de cabeza, fiebre, incapacidad para respirar, entre otros; en el segundo tipo de síntomas tenemos pérdida de los sentidos del olfato y el gusto, diarrea, etc.

covid-symptoms

Ahora, ¿qué estrategias tomaron los gobiernos para disminuir la tasa de contagios? léase bien, reducir contagios, no provocar la autodestrucción del virus por falta de personas que infectar (en cada país se tomaron diversas decisiones, y aquí no se cuestiona lo acertado o lo inmediato de su imposición):

  • Determinar la sana distancia.
  • Hacer una cuarentena domiciliaria a los sectores de producción secundario y terciario.
  • Realizar seguimiento de los lugares visitados por cada persona.
  • Suspender clases presenciales.
  • Cierre de fronteras.
  • Aislamiento de barcos.
  • Condonación en el pago de servicios como agua y luz.
  • Toques de queda, intervención y vigilancia castrense.
  • Suspensión de servicios gubernamentales.
  • Modificación en los destinos y cantidades de los recursos públicos.
  • Habilitación de hospitales para atender exclusivamente casos de covid-19.
  • Investigación de fórmulas para obtener una vacuna.
  • Esfuerzos conjuntos para la producción y distribución gratuita de la vacuna.

Ahora bien ¿Por su parte el pin&%$ covid, qué hizo? Pues mutar (el muy cab…) en 6 cepas diferentes (aproximadamente). Afortunadamente una cada vez menos maligna, puesto que  la cifra de pacientes recuperados y con un menor daño pulmonar ha aumentado. Sin embargo, ello no es una excluyente para que el virus sea más certero en elegir a sus víctimas (personas con enfermedades crónico degenerativas) y hacer un daño especifico y profundo.

covid-muertes

¿Qué conflictos de intereses surgen?

¿Cuál es la consecuencia de todo esto? Pues un rebrote de covid que se manifiesta en el aumento de contagios, de defunciones, de lugares considerados focos de infección, en la transmisión del virus de forma rápida, y en la saturación de los centros hospitalarios.

 

¿Y qué pasa después? Que los gobiernos de varios países (excepto Suecia)  necesitan realizar de nuevo campañas preventivas para reducir los contagios, con nueva medidas como: Un nuevo encierro domiciliario, la imposición de multas a quienes no usen cubrebocas, toques de queda, intervención militar, establecimiento de horarios para la realización de ciertas actividades, entre otras.

 

Los opositores a dichas medidas manifiestan que se limita el libre tránsito, pues hay horarios en lo que no se pueden realizar diversas actividades (recreativas, deportivas, de comercio, etc.). Se limita el derecho humano de libertad de reunión, pues no pueden hacerse aglomeraciones de personas (léase fiestas), además de que se les taza un tiempo para estar en determinado lugar (restaurantes y cafeterías); También se coarta el derecho de asociación y la libertad de expresión, pues no pueden hacerse protestas, mítines, convenciones, entre otras, lo que molesta a la gente por no poder manifestar libremente sus preferencias políticas, religiosas, de pensamiento, de falta de administración de justicia, de inclusión, etc. Incluso se menciona el derecho a la imagen, pues los cubrebocas no son estéticos.

 

Además, pretenden asemejar la intervención castrense y los toques de queda a una suspensión de garantías, estado de guerra, o anarquía.

covid-protesta

¿Cuál es la solución para ese sector de la población?

Continuemos. El ser humano es por naturaleza inconsciente del daño que puede ocasionar por sus conductas imprudentes, así como experto en llevar la contraria al bien público por sus intereses personalísimos, verbigracia: No usar cubrebocas porque “el covid no existe”, “es una trampa del gobierno para manipularnos” o “porque me molesta el cubrebocas”, no lavarse las manos, toser sin cubrirse la boca, no usar gel antibacterial y, en general, no adoptar las medidas sanitarias necesarias para no contagiar ni que te contagien, entre otras “bellezas” realizadas por el “zoon politikón”. Es decir, conductas que supeditan el bienestar común al interés y comodidad personal.

No puedo dejar de mencionar a la tribu de “los buchones” a los cuales, lejos de preocuparse por la colectividad, les urge “salir de antro”, hacer reuniones y hacer su vida normal a pesar de que hay un virus jodón y mortal en el aire, y que no ayudan pero sí juzgan a los médicos diciendo: “¡Es su trabajo!”.

covid-shrek

Los opositores proponen dar prioridad a su propio derecho de reunirse, de irse de antro, de hacer convenciones, de no usa cubrebocas, de no obedecer la cuarentena, de pagar las multas por no usa cubrebocas, por encima del bien jurídico supremo tutelado por la mayoría de las constituciones del planeta, LA VIDA.

Ahora que tienes el contexto general de la problemática, los miembros de Vorágine exponemos nuestra opinión:

La pandemia ha trastocado todo. Los hallazgos sobre el virus brotan con lentitud mientras los adioses solitarios se acumulan. La información que recorre las venas de las redes sociales está contaminada con aseveraciones falsas o manipuladas, las inclemencias del clima no se detienen, tampoco las injusticias, sin embargo, las personas, las más excepcionales claro, salen a luchar por sus derechos, por una cura, por solidaridad, para preservar algo de la humanidad que habíamos intercambiado por la locura de la autodestrucción.

-Patricia Munguía

El coronavirus ha cambiado nuestras vidas y, como sabemos, el cambio es una de las cosas que causan mayor oposición en las personas, que normalmente se aferran a sus hábitos y estilos de vida, aun cuando estos sean dañinos para sí mismos, como la impuntualidad y la mala alimentación. Es por eso que los cambios necesarios para resistir la pandemia encuentran férrea resistencia por parte de algunas personas, con todo tipo de argumentos, como lo es la supuesta violación a sus derechos humanos. Pero no nos engañemos, en la mayoría de los casos se trata de una rabieta causada por el egoísmo, la falta de empatía, y hasta por intereses económicos. La vida es el mayor derecho humano.

-Javier Leyva

Estoy a favor del nuevo encierro, la vida es la única que puede repetirte la lección, y para que aprendas, puede darte un golpe o una madriza; el hombre es un animal de costumbres, de rebeldías y de autosatisfacción. Si no anteponemos el bien colectivo al personal, ni 20 vacunas nos van a salvar de los resultados de nuestras incongruentes, impertinentes y mezquinas acciones. Debemos ser conscientes de que el bien jurídico máximo, es la vida, de ahí que derechos como el de reunión, asociación y libre tránsito, deban supeditarse; y a quédate en casa se ha dicho.

-Efrén Bárcenas

derechos-humanos

Y tú, Amig@ VoraFan, ¿Estás a favor o en contra de las medidas de prevención decretadas en tu país?

 

¡Mándanos tu opinión!

 

Y pues colorín colorado, éste tema se ha acabado, te mando un saludo, un abrazo, y mucha paciencia para afrontar éste nuevo rebrote de coronavirus. Maverick Hunter Zero 2099, se despide de Ustedes.

Efrén B.Z. “Llámame Zero, porque todo comienza y termina conmigo…” 

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Categorías: Reflexiones

2 Comments

Irene yescas · noviembre 28, 2020 a las 12:16 am

Estoy a favor de quédate en casa los que no tengan que salir a trabajar, es incomprensible como la gente se queja por no poder hacer fiestas por no poder salir a fiestas cuando el problema real es grave de vida o muerte y que no hagan conciencia que si no hacemos lo que nos toca esto se complica cada vez más es verdad que ahora estamos aprendiendo a vivir de una manera diferente pero al final tenemos vida. Si no tienes que salir a trabajar o a cosas escenciales para vivir, no salgas no seas irresponsable vive y deja vivir que qué desgraciadamente por tu irresponsabilidad puedes causarle la muerte a otros.

    Vorágine · enero 8, 2021 a las 1:56 am

    Debemos hacer conciencia y seguir cuidándonos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *