Misfits: El horror tiene género musical

Publicado por Vorágine en

Misfits

La unión del Punk y Metal: Misfits

¿A quién no le gusta contar o escuchar historias de horror? ¿Quién no disfruta de una buena película clásica de terror? ¿A quién no le gusta asustarse o sentir escalofríos?

El terror ha formado parte de la literatura y el cine desde hace muchísimo tiempo (si no es que desde el nacimiento de cada una de estas artes) y de ambas han surgido clásicos que nos han hecho sudar, temblar y sentir miedo mientras lo leíamos o veíamos en pantalla.

Y si algo ha quedado demostrado a través de la historia es que disfrutamos esas emociones, nos gusta sentir pavor, tanto que hasta pagamos por ello. Teniendo eso muy claro, serían Black Sabbath quienes a través de su música comenzarían a narrarnos historias tenebrosas. Unos años más tarde y en medio de la oleada punk, una banda del otro lado del charco tomaría esa premisa y crearía todo un subgénero y una cultura alrededor de ellos y su música: Misfits.

Misfits agrupación

Creando al monstruo

La palabra “misfits” se traduce a nuestro idioma como “inadaptados”, y aunque los integrantes le hacen honor a dicha traducción, la banda se bautizaría así por una razón nada punk, pues tomaron este nombre del título de la última película protagonizada por la hermosa y legendaria Marilyn Monroe antes de su trágico fallecimiento.

Estoy seguro que en algún momento te has cruzado con alguien que lleva una playera con el logo de esta banda, una imagen sencilla pero memorable, una calavera que fue adoptada del personaje de The Crimson Ghost, una serie de los años 40.

Tomando como principal elemento el maquillaje para intensificar la imagen de ultratumba, junto a la típica vestimenta del punk, sería el Devilock el peinado distintivo y perfecto para la imagen del grupo. ¿Conoces a Eddie Munster? Bueno, pues es algo así pero en versión extrema.

Misfits póster

Teniendo como esqueleto el sonido punk de Estados Unidos, le agregaron el rockabilly, el metal, las películas de terror de serie B, la cultura pop y la ciencia ficción, y recitando el conjuro correcto para que todo amarrara como debía ser, vio la luz el Horror Punk, ¡Está vivo!

La época Danzig

La banda se formó en 1977, integrada por el vocalista Glenn Danzig, Jerry Only en el bajo, Doyle Wolfgang von Frankenstein en la guitarra y Arthur Googy en la batería. Después de lanzar varios sencillos fue hasta 1982 que por fin tendrían su primer disco: Walk Among Us, el cual marcaría el comienzo de una carrera legendaria, aunque acompañada de altas y bajas para la agrupación, pues este álbum fue el primero y el último con esta alineación.

Para el arte de este material tomaron elementos de dos películas de terror de los 50: Earth vs The Flying Saucers y The Angry Red Planet. Con tonalidades rosas y blancas que contrastan con el collage de imágenes de OVNIs, un murciélago gigante caminando sobre sus alas y en primer plano los cuatro miembros de la banda.

Con menos de 25 minutos de duración, el disco se compone por 13 pistas que son dinamita pura de principio a fin, con el sonido sucio y potente del punk que incrementa la crudeza de las canciones, iniciando con 20 Eyes, siguiéndole el clásico I Turned Into a Martian, (si te suena este nombre quizá es porque hayas escuchado la versión muy libre que le hizo Molotov), el ritmo baja solo por unos segundos hasta Mommy Can I Go Out and Kill Tonight? que fue incluida de una versión grabada en vivo, cuando la escuches vas a pensarlo dos veces antes de hacerle bulliyng a alguien. Un disco que mezcla el horror y la violencia con una melódica agresiva pero dulce a la vez.

Un año después llegaría Earth A.D. con un sonido más pulido pero aún más crudo que su predecesor. Al igual que el anterior, toda la furia, adrenalina, terror y violencia se reduce a escasos 21 minutos. Su evolución muestra un mayor acercamiento al metal, pero con la rapidez y brutalidad del punk de New York. El Hardcore había nacido.

Para este disco contarían con nuevo baterista, ROBO (ex miembro de Black Flag), y quien sin duda fue pieza clave. El álbum originalmente solo constaba de 9 canciones, dentro de las cuales se encuentran Wolfs Blood que narra la transformación a hombre lobo, y We Bite que bien podría ser la continuación de la primera, pues ahora sabemos que ese hombre lobo anda por las calles atacando por placer, devorando gargantas y bebiendo la sangre de sus víctimas. Posterior se adicionarían tres pistas más y una de ellas se convertiría en un clásico: Die, Die My Darling.

Earth A.D. puso en el mapa un género más y sería fuente de inspiración para bandas como Metallica y Green Day, quienes le rendirían culto y tributo e incluso harían covers.

Mención aparte merece Static Age, el cual técnicamente sería su disco debut, pues fue grabado en 1978 pero sería publicado hasta 1997. No sé qué hubiera pasado si este hubiese sido su primer material en el mercado, pero lo que sí les puedo asegurar es que el disco es una verdadera joya y en él se notan las influencias del rockabilly y el rock and roll. Aquí el cine de terror, ciencia ficción, hechos reales, asesinatos y otras cosas macabras se mezclan dejando clásicos como Static Age, con esos coros que te hacen gritarlos; Returning Of The Fly como tributo a la película de 1959 y a los personajes que participaron en ella; We Are 138 inspirada en la película THX 1138 de George Lucas; Bullet habla del asesinato de John F. Kennedy; y la que destacaría entre las 19 canciones que componen todo el disco: Last Caress.

Michael Graves y la resurrección

Tras el éxito que obtuvieron con sus dos primeros discos, comenzarían las diferencias entre los integrantes, ROBO sería el primero en salir y posteriormente Danzig, ofreciendo su último show en 1983 justo en vísperas de Halloween.

Pasarían 12 largos años para que decidieran reformar la banda, reclutando primero a Dr. Chud para la batería y ante la negativa de Danzig para volver como vocalista, decidieron comenzar las audiciones, y así llegaría un joven llamado Michael Emanuel, mejor conocido como Michale Graves, regresándole la vida al Fantasma Carmesí.

Michale Graves

Con la nueva alineación lista, regresan al estudio y graban American Psycho, un álbum que sonoramente es distinto a lo que habían manejado en sus dos primeros trabajos, sin dejar de lado sus raíces punks, pero con un sonido más rock and roll y metal.

La lirica no cambia, siguen fieles a sus raíces, la introducción es una mención a la película “Dr. Phibes Rises Again”, y seguido del temazo American Psycho basada en la novela homónima y que hace explotar el disco a los escasos 3 minutos de haber comenzado. Su debut discográfico encuentra un homenaje aquí con la canción que llevaría el mismo nombre. También recibiría reconocimiento la “mascota” del grupo con el tema Crimson Ghost. Graves tendría una de sus aportaciones más importantes con Dig Up Her Bones, la cual se convertiría en un clásico de la banda y casi para terminar Shining nos recordaría lo vivido por la pequeña Carol en la película “Poltergeist”.

Dividido en opiniones, pues algunos fans no lo consideran un material legítimo al no contar con uno de los fundadores en la alineación, y aclamado por otros por el sonido fresco y la gran incorporación de Graves. Sería esta nueva voz la que le daría un toque diferente, ya que no intentaba imitar a Danzig, buscó un estilo propio y lo logró, un sonido más melódico pero sin dejar de ser abrasivo y potente.

Tres años después grabarían Famous Monsters. El título hace referencia a una revista de los años 50, y en la portada están los miembros con su clásico look dentro de un cementerio.

Misfits dibujo

Arrancando con Kong at the Gates en una obvia alusión a la película King Kong, se presiente lo que viene en camino, preparando el terreno para Forbidden Zone y Dust to Dust, canciones rápidas y con un toque cómico y divertido pero con temática sci-fi. Casi a la mitad del disco se encuentra una de las rarezas de toda su discografía, Saturday Night, una balada punk, que aunque habla de un asesinato, suena romántica y apasionada. Y el disco transcurre con más clásicos como Descending Angel, Fiend Club, que es el nombre del club de fans de esta banda, hasta llegar a otra de sus joyas, Helena, un tema más que pesado, que incluso suena más a una rola de trash metal y con una letra que bien podría ser una metáfora a lo que ahora conocemos como una relación tóxica o algo muy parecido.

Este sería el segundo y último disco con Graves y Dr. Chud en la banda, termina una etapa más y en mi opinión la última gloria de la banda.

El monstruo sigue vivo

Con altas y bajas, la agrupación aún sigue vigente, y aunque han sacado algunos discos posteriores al Famous Monsters, la realidad es que ninguno ha logrado consolidarse como sus antecesores, siendo tal vez el Project 1950 un material destacable, sobre todo para aquellos amantes del rock and roll y de las baladas de los 50, pues es una recopilación de covers de canciones de Jerry Lee Lewis, Paul Anka, Ritchie Valens, Bobby Darin, Del Shannon y de Elvis hechas punk.

Los Misfits son una banda peculiar no solo por todos los elementos que rodean su música y su imagen, sino también por las diferentes etapas que han vivido a lo largo de su existencia. Tiempos prolongados sin actividad y cambios que terminaron por desgastarlos.

A pesar de todo, los inadaptados lograron lo que pocas bandas han alcanzado, ser pioneros de dos géneros musicales, dueños de una imagen característica, ser venerados por otras bandas, y entrelazar dos géneros que nacieron odiándose: el metal y el punk.

Ahora ya sabes qué música puede formar parte de la playlist en tu próxima fiesta de Halloween (sin pandemia desde luego).

Por Adrián Martínez, encuéntrame en Instagram como adrits_mr.

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *