Christian Zamacona: el niño que quería salir en la tele… y lo logró

Publicado por Vorágine en

El oficio de un conductor

La puerta lateral del estudio A de Tv Mexiquense enmarca la figura de un joven tan alto como esbelto, viste una chamarra roja con detalles oscuros que combinan con su pantalón negro. Su playera y calzado son de un blanco inmaculado, hacen juego con su nívea tez. Su nombre es Christian Zamacona, y junto a Anuar Yamin, conduce La Zona, un programa musical transmitido en el canal 34, los viernes por la tarde.

Tras saludar a los presentes en el estudio, Christian toma asiento en el escenario central que unos minutos antes Daniel Escartín, director de cámaras, y otros miembros del staff han colocado para la grabación que está a punto de iniciar. Repasa sus notas, se mira en un pequeño espejo que toma de la mesa de centro y atiende con seriedad las indicaciones del floor manager.

Las cámaras se encienden y registran los movimientos y voces de los conductores. Pepe se ha encargado de colocar los micrófonos a quienes saldrán a cuadro, considera que Christian siempre es amable, educado y respetuoso.

Julián, sin dejar de operar su cámara-grúa, comenta que el joven es un profesional en su trabajo pues se prepara antes de grabar, investiga sobre los artistas e invitados a los que entrevista o los lugares a los que asisten, es muy relajado y lleva bien las charlas.

Cecilia, maquillista del estudio, opina que es una linda persona, un ser humano de calidad, muy sencillo y honesto, perfeccionista y detallista, cuida mucho su imagen; cuando lo hacen enojar es intenso, pero siempre con motivo.

photos by @dannra

El sueño de un niño hecho realidad

Christian Sánchez Zamacona nació en Chilpancingo, Guerrero. A su corta edad ya se ha forjado una trayectoria de 18 años como conductor de televisión, una inquietud que tuvo desde pequeño.

Su fascinación por salir “a cuadro” se apuntaló a partir de una experiencia que tuvo en un set de grabación en Televisión Azteca, donde su hermana mayor era coordinadora de audiencia de diversos programas, entre ellos, “Sexos en guerra”, al que acudió como espectador.

Además de su trabajo, Melissa hacía el papel de extra en telenovelas y otros programas para ganar más dinero. A mí me ayudó mucho que me llevara porque ese día vi a muchas figuras públicas y al verlas en los pasillos dije: "¡wow, los artistas que conozco y que veo en la tele!, pero no fue lo que me impactó más, lo que me dejó pasmado por unos minutos fue el ambiente o la esencia de todo lo que es una producción de televisión: la iluminación, el movimiento de las cámaras; ver correr a las maquillistas o cómo la gente de producción arreglaba algo, eso se me hizo impresionante."

Lo que me apasiona de salir en tele es poder hablar con la gente, poder compartirles algo. Me gusta mucho comunicar, compartir información con el público y enriquecerlos dentro de mi rama.

Pero el comienzo de su carrera tendría lugar gracias a un encuentro fortuito y al ímpetu inocente de un sueño infantil.

"En un evento público donde participó Mayra Martínez, mi madrina en televisión y que en ese entonces era conductora titular del programa vespertino “Sobremesa”, me acerqué a ella para decirle lo mucho que la admiraba y que me gustaría mucho aprender a ser conductor, entonces, Mayra me dijo: Ah muy bien pues cuando gustes te invitó a ver una grabación del programa."

El día de la cita, Christian, de catorce años de edad, acudió con un video VHS en el que se grabó a sí mismo recreando un programa de revista como el que tanto le impresionaba. La conductora lo vio y se lo mostró al productor Aurelio Castro, quien le ofreció a Christian una pequeña participación como reportero de la sección de sociales del programa “Sobremesa”, la cual se extendería por dos años.

El productor me dijo: "oye está increíble, como es posible que un niño tenga tanta creatividad, veo que tienes muchas ganas, yo te puedo dirigir, si te dan permiso ¡pues va!" Pero no me dieron permiso, yo pedí mi trabajo a escondidas de mi mamá. Llegué a mi casa y dije: ya tengo trabajo, a lo que mi mamá contestó: “Cómo crees, y de qué se trata”. Le expliqué en dónde era y todo y me dijo: “Bueno, está bien, pero no quiero que descuides la escuela”.

"Pienso que me dio el avión o no pensó que fuera a durar mucho en mi primer trabajo. No lo veía como muy accesible o que yo pudiera lograrlo y por eso ella durante mucho tiempo fue muy directa en decirme que me dedicara a otra cosa."

Doña Carmen tenía el deseo de que su hijo estudiara medicina y por mucho tiempo trató de persuadirlo para que se consagrara a otra profesión.

"Cuando yo le decía que me gustaría estar en teatro o en tele, ella no me llevaba, entonces después ya nada más le daba la invitación y ya sabía que iba a participar en algo", rememora con una sonrisa en los labios.

Los pininos

Chilpancingo fiesta y color” fue el primer proyecto que escribe para presentarlo en Radio y Televisión de Guerrero (RTG). Tuvo tres temporadas que se transmitieron simultáneamente por el canal de paga de cablemás y por RTG. Este programa retrataba las tradiciones y costumbres de la histórica feria de Chilpancingo, celebrada en el mes de diciembre.

"Era una especie de revista cultural en la que hacíamos entrevistas no rígidas. En Guerrero la cultura está en todas partes. Mi familia me llevaba a ver el Paseo del Pendón, crecí viendo las danzas, iba a los barrios tradicionales y me maravillaban las máscaras de los artesanos", comenta con entusiasmo.

También colaboró un año en Notimás, como comentador de clima, en Hits 870 AM, un programa de radio que tuvo dos temporadas y participó en programas especiales de Televisa y Tv Azteca.

En 2007 terminaron los proyectos de radio y televisión en la televisora de Chilpancingo. Christian, acongojado, decidió pasar unos días de vacaciones en Toluca con sus primos y su hermana para despejarse y pensar qué iba a hacer a continuación.

"Estaba muy triste, pero decidí pedir una oportunidad en Radio y Televisión Mexiquense, así que preparé un proyecto llamado “Acá entre dos” y lo presenté para el programa Te Levanta, como una sección para jóvenes."

El productor Rafa Almazán lo recibió en la televisora, platicaron, vio su currículum y le propuso grabar un programa piloto para un show de videos musicales que terminaría llamándose Xtrem Tv y con el que inició su carrera en Tv mexiquense.

Mi madre, mi pilar

En 2019 el cáncer apagó la vida de Doña Carmen. "La enfermedad de mi madre es lo más difícil que he tenido que enfrentar. Es muy complicado saber por adelantado que se va a morir tu mamá. Es lo más triste que he escuchado en mi vida y lo que más me ha marcado", confiesa con un hilo de voz que trata de contener el dolor de la pérdida.

"Mi mamá era mi pilar, entonces está cañón que te quiten eso pero por el lado positivo agradezco infinitamente a mi mamá y a su enfermedad el valorar mucho la vida, la posibilidad de unirme a mi familia y no perderme muchas cosas; darme permiso como ser humano de hacer lo que yo quiera y de vivir", concluye con firmeza.

El divorcio de sus padres en su infancia le dio una perspectiva diferente de la vida, pues vio a su madre encargarse de él y sus dos hermanos. "La responsabilidad de mamá era educarnos y darnos de comer. La calidad humana fue muy sólida, era un amor de persona pero también tenía un carácter muy fuerte. Valoro bastante todo lo que hizo por nosotros."

Prevenidos… 5, 4, 3… al aire

El sueño de salir en la tele lo persiguió desde pequeño y de niño recibía micrófonos de juguete como regalo. Su perseverancia o “necedad”, como él le llama, le ha abierto la lente de diversos medios de comunicación a lo largo de estos 18 años de trayectoria.

El éxito se logra trabajando, en el dinero, en el amor, en lo que sea. Nada es gratis, asegura.

Como todo ser humano teme al fracaso y considera que uno de sus mayores defectos es sentir miedo. Sin embargo, ese temor no le impide movilizarse y realizar sus proyectos.

Me quiero morir haciendo televisión, afirma con entusiasmo mientras ríe. Ser conductor es su vocación y su pasión en la vida y en el futuro anhela convertirse en un periodista con credibilidad en el sector del espectáculo.

"Mi deseo es que la gente vea que el espectáculo también puede ser digno."

Por Patricia Munguía Correa, ¡síguela en twitter!

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *