Septiembre 2021, un año más de pandemia ¡¿Con grito de independencia?!

Publicado por Vorágine en

Hola Vorafans, aquí reportándose su humilde escribano, el Cazador Solitario Zero, como siempre deseando que se encuentren bien. Y pues bueno, en ésta ocasión vengo a hablarles, para variar, del Covid y las fiestas patrias.

La vida en tiempos de coronavirus

Primero, me gustaría saber en qué forma cambió el coronavirus tu vida, en qué aspectos, en el laboral, el familiar, el personal o en el escolar quizás. Es decir, tal vez tienes teletrabajo (home office para los cuates), o te modificaron tu salario, tu horario, cambiaste tus hábitos de sueño, alimenticios, de esparcimiento, cómo adquieres tus satisfactores, el monto de tus gastos, has convivido con amigos, con familiares, has hecho o asistido a fiestas y/o reuniones, etc…

Después te pregunto: ¿Te has enfermado de Covid? ¿Te pusiste las vacunas? ¿Has cumplido con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias? ¿Has sido considerado con los demás y portas tu EPP (Equipo de Protección Personal)?

vacunación disfraces

Ahora… ¿Han sido honestas tus respuestas? ¿En verdad has cumplido con tus deberes sociales? ¿Has sido socialmente responsable y guardado reposo cuando te infectaste de Covid?

Aquí en Vorágine, como buena familia disfuncional, aunque hemos tenido nuestras diferencias, hemos tirado la toalla, aventado la Barbie y/o el Max Steel, coincidimos desde un enfoque multidisciplinario en que sólo siendo socialmente responsables nuestro país podrá avanzar; y la responsabilidad social no sólo abarca la educación, el civismo, el cuidado del medio ambiente, el cumplir con las obligaciones fiscales, estudiar, trabajar, capacitarse, entre otras, sino además, el ser honesto con uno mismo, predicar con el ejemplo y hacer lo correcto, en bien de la sociedad.

¿Practicas la empatía?

Podemos ilustrar lo anterior, con un ejemplo tan sencillo, como cuando en un autoservicio sirves una porción más grande que la sugerida para el envase que compraste o el tamaño que elegiste, ya que afectas al prójimo; si pagas por un café mediano de 400 ml y en lugar de servirlo hasta la marquita, lo llenas hasta que se desborde, ya estás tomando parte de la porción de alguien más. Y si el círculo se repite, habrá un momento en que alguien no alcance a saborear el producto que quería comprar. Ahora imagina que el que no alcanzó eres tú (empatía = ponerte en los zapatos de los demás), te resignas y dices: “Bueno, hoy no alcancé, pero mañana sí” (resiliencia = sacar algo bueno de una experiencia mala).

Y ese perjuicio personal no es el único que se causa, pues muchas veces desperdiciamos gran parte de los productos que adquirimos, lo que genera una mayor demanda de estos y un incremento en la cantidad que se produce, lo que atenta contra el planeta y su capacidad de producción que cada vez más se lleva al límite.

Te invito a que puedas echarle un ojo al “Día de la Sobrecapacidad o del Sobreconsumo”

Mejores hábitos para un mejor futuro

Dicho lo anterior, tomando en consideración tus respuestas, las estadísticas de las autoridades sanitarias, tus costumbres y la información que obtienes de la realidad social ¿Crees que estemos en condiciones de poder celebrar las fiestas patrias como lo hacíamos otrora?

¿Estimas justo que por la irresponsabilidad social de algún enfermo o del clásico “no pasa nada”, te infectes de Covid, o que tu familia enferme y que pasen a formar parte de las estadísticas?

Si crees que no es necesario vacunarse porque “no pasa nada” o porque “el Covid no existe”, entonces te pido que por favor seas  parte del cambio y generes nuevos hábitos, modifica los que ya tienes y elimina el “valemadrismo”, por ti, por mí, por nuestras familias, por nuestro país y por las futuras generaciones.

Hagamos un cambio positivo, motivemos a los demás y, poco a poco, las mejoras serán visibles.

fiestas patrias

A continuación, un miembro de la familia de Vorágine nos da su opinión, para robustecer éste texto…

Aunque me he esforzado por ser responsable conmigo mismo y mis seres queridos, sería una falsedad afirmar que he cumplido de manera absoluta y permanente con todos los protocolos de prevención de covid-19. Sin embargo, siempre me he mantenido con la guardia en alto, pues debemos ser realistas y entender que la lucha aún está lejos de terminar. Lamentablemente, algo me dice que estas próximas fiestas patrias serán celebradas en grande por un enorme sector de la población que ya ha abandonado por completo las precauciones.

Javier LR

Saludos Vorafans.

¡Ánimo y viva México!

Efrén B.Z. “Llámame Zero, porque todo comienza y termina conmigo…” 

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Categorías: Reflexiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *