Dororo, el ánime que nos sorprendió en el 2019

Publicado por Vorágine en

EL GRAN OSAMU TEZUKA

Dororo es un anime que está basado en el manga de 1967 de Osamu Tezuka, el cual cabe resaltar que tuvo una enorme influencia en la sociedad japonesa de la post-guerra. El profundo y sincero humanismo que Tezuka imprimió a sus personajes ha dejado una huella imborrable, por lo que este autor fue llegado a conocer como “el dios del manga”.

Y aunque es importante mencionar que existen pocas diferencias entre el manga de esa época y la nueva versión, este artículo se centra en el ánime de Dororo que fue estrenado en el 2019 por el estudio MAPPA.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DORORO SI HAN PASADO TANTOS AÑOS DESDE EL MANGA ORIGINAL?

Dororo muestra una relación de sentimientos encontrados, como la acción que contiene peleas imperecederas contra muchos demonios, pero que también incluye humor, tristeza, melancolía y amor, una combinación inigualable que sin duda atrapará a toda persona que esté dispuesta a disfrutar de esta aventura.

La historia comienza cuando Lord Daigo hace un pacto con 48 demonios para asegurar la prosperidad de sus tierras, a cambio de entregar 48 partes del cuerpo de su hijo Hyakkimaru, quien de este modo nace sin extremidades, piel, sentidos, etc., por lo que su padre ordena que acaben con él, pero su cuidadora lo deja en una barca que va a la deriva en el río, mientras que las tierras de Kagemitsu prosperan según lo prometido. Hyakkimaru termina siendo rescatado por un doctor que consigue reconstruirlo con prótesis de madera.

UNA HISTORIA DE AMISTAD Y FORTALEZA.

Años más tarde, el joven ladrón Dororo se encuentra con el misterioso Hyakkimaru, un joven cuyos brazos son cuchillas y cuyos ojos sin visión parecen poder detectar a los demonios, además de poder ver el alma de las personas. Hyakkimaru está decidido a recuperar todas las partes de su cuerpo terminando con todos esos demonios y Dororo se une al viaje con él, llamándolo aniki que en japonés significa hermano mayor. En toda la trayectoria podremos observar que al principio Dororo es quien lleva la mayor parte del dialogo hasta que Hyakkimaru va recuperando los sentidos. Durante muchas de sus aventuras, comienza a existir la sospecha de que Dororo tiene un secreto que le avergüenza, pero a Hyakkimaru parece no importarle, y pasan por muchas otras aventuras, como cuando conocen a una mujer que en realidad es un demonio personificando a la madre de Dororo, mostrando el deseo de Dororo por recuperar a su madre.

Cuando se recuerda algo, las imágenes se vuelven en blanco y negro, como la vida pasada de Hyakkimaru al ser encontrado por el doctor, quien hace prótesis para ayudar a aquellos que quedaban lisiados en las guerras, o como cuando se narra la historia de los padres de Dororo, que es muy triste y habla de la vida de su padre y la traición de sus aliados, así como una fortuna oculta y el sufrimiento de Dororo y su madre.

Cuando pasan los años, Hyakkimaru debe enfrentarse a su hermano Tahōmaru, pues para él y su padre, Hyakkimaru es un demonio que debería estar muerto para que siga la prosperidad. Se trata de una pelea en la que deberá demostrar que dentro de él hay una fortaleza para vivir, que es lo que los demonios ansiaban tanto, alejándose del camino del mal y manteniéndose en el de la humanidad, algo que será difícil después de haber matado a muchas personas.

Al final, ambos protagonistas deberán desarrollar sus sueños y deseos para crecer como personas y cultivar su ser, para así convertirse en los humanos que siempre debieron ser, y mantener una amistad que no se da tan fácilmente.

En resumen, no te debes perder Dororo, ya que vale mucho la pena y es el ánime que tomó por sorpresa a este 2019.

Por Thaliadlch, trotamundos…     

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Categorías: Series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *