CARTA PARA UN AMOR.

Publicado por Vorágine en

Carta Para un Amor.

Todos hemos pasado por ese momento en el que sentimos el estómago revolverse con solo ver a una persona, sin embargo, pocas veces encontramos las palabras adecuadas para describir lo que realmente sentimos y dar en el blanco. Puede que no encuentres la valentía para declarar o aceptar el embrollo en el que te has metido al no dejar de pensar en esa personita que ha puesto tu mundo de cabeza.

En vorágine tenemos abiertas las puertas a aquellos que de manera temeraria han decidido abrirse de una manera clásica y noble, como en la antigüedad, las cartas sirvieron para dar mensajes importantes a personajes icónicos, pero también han sido señaladas por ser portadoras de versos y estrofas de romanticismo. “Carta Para un Amor” narra la desnudez y vulnerabilidad de un tipo común y corriente al desprenderse de todo prejuicio, al aceptar que irremediablemente el amor le llega a cualquiera, no importando tiempo o espacio, lo correcto o incorrecto, la manera en como una persona puede percibir a otra con el toque necesario de magia.

Dejamos esta aportación que nos hace el usuario “AJ” para contagiarte de esa espontaneidad y decidas decirle lo que sientes a tu persona especial…

_______________

Carta para un amor.

No lograba descifrar de qué te habías venido a disfrazar, te has pintado de colores y curvas que hacen temblar al más fuerte, al más valiente; no he podido reconocerte la primera vez que te vi.

Decidiste colocarte una sonrisa perfectamente dibujada, con la línea exactamente curveada para aparentar una sonrisa que incita a la tentación pero que también da la sensación de delicadeza y feminidad; decidiste combinarte con un par de ojos fuera de lo común, grandes, profundos, de esos que te desnudan al quedarlos viendo fijamente, imposible querer ocultar algo ante tal obra de arte. Era imposible que te reconociera, en esos días solía caminar con la frente abajo y la indiferencia abundaba mi ser, fue tu presencia la primera llamarada que extinguió mi pereza para llegar al sentimiento, el resto vino acompañado de incontables risas y momentos verdaderamente divertidos, de pensamientos en donde inevitablemente abundabas tú, amor.

Te ocultaste tras el rostro de un personaje fabuloso, indescriptiblemente fabuloso, un rostro iluminado por su propia constelación, con estrellas diminutas posadas en las mejillas y con un temple de incomparable autenticidad y coqueteo natural. Era imposible no sucumbir ante la mejor combinación que el universo pudo formar, ver tus enormes ojos ocultarse y hacerse cada vez más pequeños para dar espacio a una hipnotizante y radiante sonrisa que contagia de alegría a cualquiera y apaciguar la travesía más sufrible, es inapelablemente la exquisitez más delirante, ser testigo de tal atrocidad… una serendipia.

Lograste desarmarme a la primera, ahora he adoptado y consentido una irrenunciable devoción a ti, un anhelo de escucharte murmurar “te quiero” con palabras tibiamente endulzantes y plenas, apenas detectables al oído. He adoptado la idea del amor, porque así es…

>El amor debe confesarse antes de que alguien con menos amor pero más valentía lo haga<.

Te amo.

Testarudamente… AJ.

_______________

Y tú, ¿qué esperas para hacer el amor? Basta con pensar en ella y suspirar para poder hacerlo, porque cuando entiendes que para hacer el amor no necesitas desnudar tu cuerpo, sino tu alma, entiendes el enigma de lo que es esta utopía.

“Las personas mágicas existen, llegan para abrazarte… llegan para quedarse”.

Por AlexelJues. Abogado reptiliano aficionado a la felicidad. ¡¡Sígueme en twitter e Instagram para cosas geek!!

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *