Las Posadas

Publicado por Vorágine en

El día de hoy te vamos a
hablar del tercer eslabón del “Maratón
Guadalupe Reyes
”, es decir las posadas…. Pero, ¿Por qué el tercero?, fácil,
1.- Día de la Virgen de Guadalupe (inicio del maratón), 2.- Las preposadas, 3.-
Las posadas… y así sucesivamente hasta llegar al día de Reyes el 6 de enero.

Pues una vez recibido el aguinaldo (del cual ya te hemos
hablado), procede “la gastación” de éste, y que mejor manera de hacerlo que conservando
las tradiciones mexicanas, como son las posadas.

Pero, ¿cuál es su origen?,
pues hoy día de la primera posada, te vamos a hablar de ello.

Las Posadas son fiestas populares de origen mexicano, en las que se recuerda el peregrinaje de María y
José, desde su salida de Nazaret hasta su llegada a Belén, donde
buscaron un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del Niño Jesús. De ahí
que las nueve posadas se realicen del 16 al 24 de diciembre (fecha en
que nació el Niño Jesús); y por lo cual también recibe el nombre de novena o
novenario en otros países como Guatemala.

Las
primeras celebraciones, en el México colonial, pretendían sustituir las
festividades aztecas pues en el México prehispánico, celebraban el advenimiento
de Huitzilopochtli (Dios de la Guerra) durante la época invernal. A estas
celebraciones se les llamaba Panquetzaliztli y duraban del 16 al 26 de
diciembre. Las fechas tenían cierta coincidencia con aquellas en las que los
europeos celebraban la Navidad, así ésta celebración fue cambiando debido a la
evangelización que se realizó en la Nueva España. La imagen de Huitzilopochtli
fue sustituida por la de María y José.

La forma en
que los evangelizadores realizaron el proceso de cambio en las festividades fue
la siguiente: Los  Frailes Agustinos,
instituyeron en 1517, las llamadas 9
Misas de Aguinaldo
 en el Virreinato de la Nueva España,
que se realizaban en el atrio de las iglesias en los días que precedían a la
navidad, incluyendo representaciones de escenas de la natividad de Cristo, y
se concluían con festejos y cantos, todo con la finalidad de facilitar la
sustitución de la figura del dios mexica por Cristo; con el paso del tiempo,
estas celebraciones dejaron las iglesias para arraigarse en los hogares.

Ahora bien,
según los relatos religiosos tradicionales, José, acompañado de su esposa
María, caminaron desde la ciudad de Nazaret hasta Belén, para cumplir con sus
obligaciones fiscales (¿Lolita, eres tu?). Al llegar, la Virgen estaba a punto
de dar a luz a su hijo Jesús, por lo que pidieron refugio o posada, y al ser
rechazados en el mesón y en varios hogares, se refugiaron en un establo que
personas bondadosas les habían prestado. Pero, dicha petición no fue hecha al
azar, cuentan que tiene un rito establecido, el cual se encuentra en “La letanía
para pedir posada” y el canto sagrado es el siguiente:

https://youtu.be/6U6qTBwfSIY
Créditos a quien corresponda.

AFUERA

En
el nombre del cielo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada.

DENTRO

Aquí
no es mesón, sigan adelante, yo no puedo abrir, no sea algún tunante.

AFUERA

No
seas inhumano, tennos caridad. Que el Dios de los Cielos te lo premiará.

DENTRO

Ya
se pueden ir y no molestar, porque si me enfado os voy a apalear.

AFUERA

Venimos
rendidos desde Nazaret, yo soy carpintero, de nombre José.

DENTRO

No
me importa el nombre, déjenme dormir, pues que yo les digo que no hemos de
abrir.

AFUERA

Posada
te pide, amado casero, por solo una noche, la Reina del Cielo.

DENTRO

Pues
si es una Reina quien lo solicita ¿cómo es que de noche anda tan solita?

AFUERA

Mi
esposa es María, es Reina del Cielo, y madre va a ser del Divino Verbo.

DENTRO

¿Eres
tu José? ¿tu esposa es María? Entren, peregrinos, no los conocía.

AFUERA

Dios
pague señores, vuestra caridad y que os colme el cielo de felicidad.

DENTRO

¡Dichosa
la casa que alberga este día, a la Virgen pura, La hermosa María

JUNTOS

Entren
Santos Peregrinos, Peregrinos, reciban este rincón, que aunque es pobre la
morada, la morada, os la doy de corazón.

Ahora bien, regresando a la
posada, una de las mejores partes de ella, además de la glotonería, lo es el
romper la piñata (donde la familia no existe, dulces, dulces dulces!!!), la
cual por lo general tiene la forma de una estrella o de algún personaje de
moda; en esa guisa (mi palabra dominguera del mes) existen otros elementos que
caracterizan a las posadas, como el ponche, las colaciones o aguinaldos (verdad
admin…) y las decoraciones, de las cuales te hablaré en otra ocasión.

Pues bueno, por hoy me
despido y sus amigos de Vorágine vamos a intentar pedir posada, o por lo menos
colarnos a una…

Categorías: Sabías que...

1 Comment

Elitania Rayón Espinoza · diciembre 17, 2019 a las 8:43 pm

Muy buen articulo, muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *