Machismo. 8 pasos para quitártelo de encima. Barbijaputa

Publicado por Vorágine en

libro Machismo: 8 pasos para quqitártelo de encima

¿Machista, yo?

Sin duda, el machismo es un tema bastante amplio, con múltiples vertientes y perspectivas, por lo que en esta reseña no se pretende analizar el concepto, tan solo expondremos la postura de la autora y los puntos clave del texto.

Esta lectura está dirigida, primordialmente, al público masculino para motivarlo a superar su vena machista e introducirlo al mundo del feminismo sin atemorizarlo o acusarlo de ser un violador asesino.

Sí hombre, la realidad es que eres machista con todas sus letras, pero no entres en pánico, las mujeres tampoco nos salvamos de portar esta desagradable etiqueta, pues la educación que recibimos desde la infancia, ya sea en casa, en la escuela y en lo social, refuerza estas actitudes, y aunque las vemos reflejadas en la vida cotidiana no las identificamos como machistas porque se han normalizado y las realizamos de manera casi inconsciente.

Que ¿cómo es eso?, para empezar hay que definir el significado del término. Según la RAE, el machismo es una “actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.” Esto ha ocasionado que las sociedades se construyan bajo el androcentrismo, es decir, donde el varón es el foco del mundo.

El machismo afecta sobre todo a las mujeres, pero también a infantes y hombres porque promueve estereotipos donde los varones ejercen algún tipo de violencia hacia los demás y los priva de derechos y oportunidades, lo cual deriva en otras formas de discriminación que engloban a toda la sociedad.

Foto de Ece AK en Pexels

Barbijaputa, seudónimo de la autora del texto, expone las diferentes maneras en que el machismo dirige la vida de las personas y el impacto directo que tiene en la realidad de las mujeres.

La lectura invita a todas las personas a identificar las actitudes machistas para evitarlas y contribuir a una sociedad más justa y menos violenta.

Femenino y masculino

La concepción de lo femenino y lo masculino es uno de los pilares del machismo porque encasilla a mujeres y hombres en estrechos parámetros que además vulneran los derechos de ellas. Todo aquél individuo que no cumpla con estos modelos será objeto de agresiones de diversa índole.

La femineidad y la masculinidad no pueden verse como un listado de características rígidas e inalterables porque los seres humanos no enfrentamos realidades absolutas sino variables.

Aunque hay mujeres partícipes del machismo, lo cierto es que los varones son los abanderados en este terreno y no es posible minimizar el hecho escudándose en que todo es culpa de la cultura mexicana, porque además, es un fenómeno mundial que repite patrones en todas las civilizaciones del mundo. Uno de los más peligrosos es la violencia hacia la mujer, la cual puede ser sexual, verbal, física, psicológica y económica, entre otras.

Foto de CoWomen en Pexels

Patriarcado, otro concepto incómodo

Gerda Lerner (1986), citada por Marta Fontenla, define al patriarcado como “la manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y niños/as de la familia y la ampliación de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general”.

Para Oxfam “el patriarcado es un sistema integral que comprende los tres poderes del Estado y el conjunto de la sociedad, y que concede unos privilegios al hombre que no le otorga a la mujer.”

El sistema patriarcal crea entornos de injusticia y desigualdad social impulsados por la división sexual del trabajo y los roles de género. Fomenta construcciones culturales que estereotipan a los seres humanos de acuerdo a su sexo y no a sus capacidades cognitivas.

Además, nos dice la autora, se trata de un sistema machista y excluyente donde no se acepta la evolución de otros modelos de familia o identidades sexuales.

El objetivo de este manual antimachismo es sensibilizar a la población sobre la manera en la que mujeres y hombres se relacionan en los distintos ámbitos de la vida, bajo la influencia de un sistema que agrede a la mujer de múltiples formas solo porque su sexo biológico es femenino, pero también victimiza a todos aquellos que no se identifiquen con la figura del varón tal y como lo estipula el modelo patriarcal.

La trinchera feminista

El feminismo, por tanto, no busca la supremacía de las mujeres sobre los hombres, sino la igualdad, la justicia social y el respeto a los derechos humanos. Sin embargo, la resistencia de muchos varones a perder sus privilegios ha generado un rotundo rechazo hacia este movimiento.

Hoy en día existen muchos tipos de feminismo que buscan abarcar las diversas realidades que viven las mujeres, pero la causa en común sigue siendo la búsqueda de la libertad, el respeto, la dignidad y el derecho a disfrutar una vida libre de violencia para todos los seres humanos.

View this post on Instagram

#9m2marchaabolicionista El feminismo es abolicionista. De género, de la prostitución, de las pornografía y de los vientres de alquiler. Abolicionismo o barbarie. 💬 He cerrado los comentarios para evitar seguir leyendo comentarios misóginos a favor de la explotación sexual de las mujeres, porque parecía esto forocoches. La prostitución no es feminista. Ni lo ha sido en el pasado ni lo será nunca. Por eso las "feministas" que lo estaban defendiendo en este post se refieren a las mujeres prostituidas como las otras. "Si ELLAS quieren", "Hay que dejar que ELLAS decidan". Cuando sólo tienes una opción vital NO estás decidiendo, ni eres libre. Vamos a revisarnos un poquito los privilegios las que sí tenemos más alternativas que la prostitución y vamos a luchar juntas para que ninguna mujer tenga que someterse al patriarcado ni al consumo masculino. Si este comentario critico con la venta de cuerpos de las mujeres te ofende, quizás no debas seguir esta cuenta, porque no trata de otra cosa que de eso, la abolición y el feminismo.

A post shared by Barbi Japuta (@barbijaputaaa) on

¡No tengas miedo a dejar atrás tu lado machista y únete al combate contra la desigualdad social!

Por Patricia Munguía Correa, ¡síguela en twitter!

¡Y recuerda seguir a VORÁGINE en FacebookTwitter e Instagram, para que no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *