Inicio

Gobierno federal propondrá fin a cuotas escolares obligatorias: Chuayffet

Titular de SEP reconoce que todavía falta por hacer en materia educativa

Por Vorágine

DF, México.-- El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, dijo que el gobierno federal propondrá que en la ley reglamentaria de la recientemente aprobada reforma educativa se prohíban las cuotas escolares obligatorias, y reconoció que todavía faltan muchas cosas por hacer, pese a las enmiendas en la materia.

 

“Con la disposición legal que incluiremos, que a nadie se le ocurra hacer obligatorias las cuotas, es un compromiso, la gratuidad de la educación no se toca”, dijo durante una reunión de trabajo con la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos.

Con ese mandato, se prohibirá que los centros escolares condicionen la inscripción o la entrega de documentos al pago de una cuota, agregó.

Detalló que las llamadas cuotas voluntarias se mantendrán sólo en esa calidad, la de ser “voluntarias“, y por ello se legisló en la reforma educativa para contribuir a la autogestión de las escuelas, que esos recursos se complementen “con el modesto recurso” proveniente de la federación.

Chuayffet Chemor explicó que con esta medida se pone fin al “rumor ignorante” que surgió en la discusión de la reforma educativa, en diciembre pasado, respecto a que la autogestión significaría que las cuotas de los padres de familia iban a sostener la carga de las escuelas.

La reciente modificación constitucional en materia educativa y la futura elaboración de sus leyes secundarias son un gran avance, pero no representan una reforma integral en la materia, afirmó el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor.

Aún faltan muchas cosas por hacer para que el sistema educativo opere con mucha eficacia, indicó el funcionario federal durante una reunión de trabajo con la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos.

Enmarcó este encuentro en las discusiones que realiza con los diversos actores políticos sobre la reforma educativa.
Dijo que la SEP tiene cuatro principios intransitables que son la educación pública, gratuita y laica, así como la rectoría del Estado en esta materia.

Hizo un recuento histórico sobre la evolución de la educación en el país, presentó un panorama sobre la cobertura y externó compromisos asumidos por la SEP.

El presidente Enrique Peña Nieto ha ordenado que en los próximos meses preparemos con la universidad, organizaciones civiles y, sobre todo, con los maestros, una vasta campaña de alfabetización, aseguró.

Indicó que se pretende reducir a menos de la mitad los siete millones de iletrados que hay en el país y los 8.5 millones de analfabetas funcionales.

Habló de la federalización completa de la educación, con aportes de los estados y municipios para incorporar contenidos regionales que reclama el nuevo tipo de estudiantes que se quiere.

A nivel primaria, agregó, se cubre la demanda al 100 por ciento, mientras que la secundaria baja al 95 por ciento, 50 por ciento de ellos en secundarias generales, 28 por ciento en técnicas y 22 en telesecundarias.

En la educación media superior la cubertura baja de manera sensible al 66 por ciento de la demanda y en la legislatura pasada se aprobó el bachillerato con carácter obligatorio, lo que entra en vigor en septiembre próximo.

Sin embargo, afirmó Chuayffet Chemor, “la realidad nos dice” que no se tienen las aulas y maestros necesarios para cubrir ese compromiso y señaló la necesidad de que se apruebe la reforma hacendaria y fiscal para hacerle frente.

Hoy por hoy no contamos con todos los elementos para proporcionar la educación obligatoria a nivel bachillerato, agregó.

Afirmó que había asumido el compromiso de subir del 66 al 90 por ciento la cobertura del bachillerato, pero aclaró que ésa es una cifra paradigmática, que se antoja muy difícil, y señaló que si se llega al 84 por ciento “estamos del otro lado”.

De la población que emerge de la educación media superior, sólo el 33 por ciento llega a la enseñanza superior y el compromiso de la SEP es que esta cifra se incremente al 45 por ciento.

También señaló que habrá un cambio radical que tiene que ver con potenciar las destrezas que el alumno adquiera en esos niveles y vincularlo al mercado productivo.

Recordó que en las recientes modificaciones constitucionales que se aprobaron en el Congreso de la Unión y las legislaturas estatales se estableció el derecho a una educación de calidad.

Para lograr ese objetivo, agregó, se tiene que revisar todo y adelantó que durante toda esta administración federal se realizarán debates para impulsar diversas reformas.

Mencionó el programa leer bien para aprender bien, del sistema profesional docente y la evaluación para el ingreso, promoción y permanencia de los maestros sin quitar sus derechos adquiridos.

También mencionó la aplicación de un programa piloto dirigido a los padres de familia, por las tardes, “que sirva para exponenciar lo que el maestro y alumno hacen por la mañana”.

Como ejemplo dijo que un padre que aprenda a darle de comer a sus hijos logrará que no haya niños con obesidad, colesterol, hipertensos o con diabetes.

Asimismo, señaló que nadie habla o toca sobre este tema a las escuelas privadas y aseguró que ahora habrá la obligación de revisarlas y evaluarlas como a cualquier otro colegio público.

Aclaró que la reforma educativa no se hace en contra del magisterio y dijo que está a favor de los maestros, los alumnos, los padres de familia y la sociedad en su conjunto.

Se puede disentir sobre la estrategia, metas, objetivos, pero que a nadie se le ocurra disentir en cuanto al tema central de hacer que los educandos reciban más y mejor educación, agregó.

Respecto al Instituto Nacional de Evaluación que será el órgano rector y autónomo de diagnóstico de los maestros del país, el secretario de Educación precisó que el Ejecutivo federal tiene que hacer llegar al Senado cinco ternas para que esa soberanía designe a sus cinco integrantes.

Indico que para no dar lugar a especulaciones de que se favoreció a un grupo o a un personaje, él, en su calidad de secretario de Educación, envió una misiva a 454 educadores de la mayor excelencia de todo el país, solicitando una lista de 15 nombres de personajes que a su juicio merecerían integrar el instituto.

Precisó que el plazo para recibir las listas vence el próximo viernes y al momento se ha captado respuesta de alrededor de 200 educadores, para integrar un registro de dos mil 800 nombres propuestos, algunos hasta con 15 menciones.

“De ahí, la SEP sacará una lista para proponérsela al Presidente y se puedan integrar las cinco ternas”, dijo.